Gestorum » Blog » La comunidades autónomas solicitan apoyo a los bancos para ayudar a las pymes

La comunidades autónomas solicitan apoyo a los bancos

 para ayudar a las pymes

Categorías: Autónomos / Blog

Algunas comunidades han solicitado a los bancos una inyección de 7.000 millones de euros para ayudar a las pequeñas y medianas empresas

La evolución de la pandemia en los últimos meses ha destacado la necesidad de adoptar medidas extraordinarias para ayudar a las empresas y a los autónomos a hacer frente a la pandemia, con el objetivo principal de salvar el tejido empresarial español.

Así, desde que comenzó la primera ola y su consecuente confinamiento en marzo de 2020, el Gobierno ha puesto en marcha diferentes paquetes de ayudas y medidas para paliar los efectos negativos de la COVID-19 entre los autónomos y las pymes.

Del mismo modo lo han hecho algunas Comunidades Autónomas, que, para ayudar a sus empresarios han lanzado diferentes ayudas. Entre las ayudas de las comunidades autónomas a pymes y autónomos destacan moratorias, exenciones de pago de cuotas a la Seguridad Social… Pero además, ahora, con el paquete de ayudas directas anunciado por el Gobierno, las diferentes Comunidades se han puesto en marcha para continuar ayudando. 

En este sentido, algunas de ellas han solicitado ya a las principales entidades de sus regiones que les apoyen en el estudio de cómo poner en marcha las ayudas directas del Gobierno.

Y es que, según aseguran los expertos financieros: «Las comunidades tienen el dinero, pero no tienen la infraestructura ni el conocimiento para analizar la viabilidad de las empresas que sí tenemos las entidades».

Los gobiernos regionales piden ayuda a los bancos

A pesar de que en un principio se descartó que las entidades financieras ayudasen en la distribución de los 7.000 millones de euros en subvenciones a empresas, algunos gobiernos regionales han optado por solicitar apoyo a las mismas.

Estos 7.000 millones en ayudas directas están incluidos en el paquete de 11.000 millones que el Gobierno aprobó el pasado 12 de marzo.

La mayor parte del paquete se destinó a subvenciones a empresas y autónomos destinadas al pago de gastos fijos y deudas con proveedores y otros acreedores, dentro de los sectores más afectados por la pandemia. Además, en un principio, las ayudas se lanzaron para estar disponibles en el mes de mayo, pero, según las previsiones, aún hay dudas de que estén disponibles en junio.

El Ministerio de Hacienda se dio un plazo de 40 días para preparar los convenios que firmará con las comunidades, aunque según algunas de estas todavía no ha habido ningún tipo de intercambio de información al respecto.

En este contexto, los gobiernos regionales se encuentran en medio de conversaciones con los bancos, los intermediarios más próximos a las empresas y trabajadores por cuenta propia de cada comunidad. En este sentido, cabe destacar que los diálogos están siendo entre cada comunidad autónoma y la entidad con más peso en cada comunidad.

Así, destacamos que las entidades con más importancia en las regiones donde más ayudas se darán son principalmente CaixaBank en Canarias, Andalucía, Cataluña, Baleares, Madrid, Comunidad Valenciana, Murcia y Navarra, Unicaja en Andalucía y Castilla y León, Abanca en Galicia, Kutxabank en País Vasco, Liberbank en Asturias, Cantabria y Castilla-La Mancha e Ibercaja en Aragón, Extremadura y La Rioja.

Apoyo de las Sociedades de Garantía Recíproca

Una de las principales opciones que se están planteando es que las Comunidades Autónomas se apoyen en las Sociedades de Garantía Recíproca con el fin de analizar qué empresas podrían y cuáles no acceder a las ayudas. Las SGR, del mismo modo, pedirían asesoramiento a las entidades bancarias.

No obstante, para poner en marcha real ayudas de las comunidades autónomas a pymes, esta es una opción, a la espera de que Hacienda decida cuál será la actuación definitiva. Desde las entidades financieras trabajan con el temor de que, finalmente, se den 17 planteamientos distintos sobre cómo distribuir las ayudas directas del Gobierno.

Recordemos también que estas ayudas no tendrán posibilidad de reembolso e irán destinadas, principalmente, al pago de deudas que los autónomos y las pymes hayan podido contraer desde marzo del pasado 2020 (facturas con proveedores, gastos fijos, deudas bancarias o financieras y suministros energéticos). Asimismo, los autónomos y empresarios que podrán tener acceso a estas ayudas serán aquellos que hayan visto una reducción en su facturación de, al menos, un 30% con respecto a 2019. Dentro de los más afectados por las restricciones, aquí encontramos a casi 100 sectores y actividades. 

El Gobierno continúa planteándose una ampliación del abanico de sectores y, con esto, las ayudas ayudarán a compensar hasta un 40% de la caída adicional de ingresos para las micropymes y los autónomos y hasta un 20% del resto de empresas. Habrá una cantidad fija de 3.000 euros para los autónomos que tributan por módulos y un rango entre los 4.000 y 200.000 euros por empresa para el resto.

Reparto de las ayudas

La distribución de la ayudas, que figura en el BOE, posiciona a Canarias como la principal receptora de las ayudas, con 1.144,3 millones de euros, seguida de cerca por Andalucía, con 1.109,2 millones, y Cataluña, con 993,2 millones. Esto implica que estas tres autonomías recibirán el 46,38% de estas ayudas, mientras que la Comunidad de Madrid se sitúa en el quinto lugar de este reparto, pese al gran impacto de la crisis en la capital, y recibirá 679,28 millones, un 9,7% del total.

De este modo, Canarias, Andalucía y Cataluña son las principales receptoras, seguidas por Baleares (unos 855,74 millones); Comunidad de Madrid (679,29); Comunidad Valenciana (647,08); Galicia (234,47); Castilla y León (233,56); País Vasco (casi 218); Castilla-La Mancha (206,34); Murcia (142,52) Aragón (141,35); Asturias (107,77); Extremadura (106,47); Navarra (67,62); Cantabria (55,36); La Rioja (32,51); Ceuta (13,85) y Melilla (12,27).

banner

Los fondos europeos

Además, cabe destacar que esta situación es similar a la que se ha generado entre el Gobierno y las entidades debido a los fondos europeos.  Y es que la banca se encuentra negociando en Madrid y en Bruselas su participación en la canalización de ese caudal de 140.000 millones que corresponden a España, un trabajo por el que podría recibir una comisión aproximada del 2%, como publicó este medio.

Cabe destacar también que, en el último año y a pesar de algunas desavenencias, la colaboración entre el sector financiero y el Ejecutivo se ha estrechado. Especialmente con la línea de avales del Instituto de Crédito Oficial (ICO), gracias a la cual se distribuyeron 115.000 millones entre pymes y autónomos.

Si tienes cualquier duda sobre las ayudas de las comunidades autónomas a pymes o sobre cualquier otro trámite no dudes en ponerte en manos de una asesoría y gestoría experta como Gestorum, donde los mejores profesionales respaldados por la última tecnología, se encargarán de la parte administrativa para que tu te dediques cien por cien a tu negocio

Artículos relacionados

Las medidas económicas para autónomos contra el coronavirus

La crisis del coronavirus está afectando a todo el tejido empresarial. El Gobierno ha lanzado ya algunas de las medidas económicas incluidas dentro del plan de choque contra el covid-19.

 

¿Qué es un ERTE laboral y cómo afecta a los trabajadores?

Debido a esta situación, ya que únicamente un pequeño porcentaje de comercios pueden continuar con su actividad, muchas empresas se verán obligadas a realizar Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) debido a la imposibilidad de mantener a sus trabajadores por la disminución o desplome de sus ingresos.

¿Cómo solicito el aplazamiento de impuestos?

Con el objetivo de mitigar el impacto que está teniendo el covid-19 en la economía española, el Consejo de Ministros aprobó la medida del Aplazamiento y fraccionamiento de las obligaciones tributarias para pymes y autónomos durante un plazo de seis meses.

Medidas de prevención del covid-19 en el entorno laboral

Como sabemos, el coronavirus ha traído consigo una de las mayores crisis sanitarias de la historia. Para evitar su contagio es necesario seguir algunas pautas, como evitar el contacto con otras personas, extremar medidas higiénicas, personales y de las instalaciones… etc.