Cómo pagar menos impuestos

Consejos o medidas para conseguirlo

Desde Gestorum queremos orientarte con tus obligaciones tributarias y aconsejarte para que puedas ahorrar y así pagar menos impuestos.

Como sabes, todos las sociedades, profesionales y personas que trabajan por cuenta propia, se encuentran con la obligación de cumplir con sus obligaciones tributarias, trimestral y anualmente.

¿Qué impuestos debo pagar como autónomo?

Antes de conocer cómo pagar menos impuestos, lo primero que debes saber es cuáles son estos impuestos a los que tienes que hacer frente:

IRPF

Se trata del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y se aplica sobre los beneficios de todas las personas que se encuentren en activo, tanto por cuenta ajena como por cuenta propia. Para poder realizar el cálculo del IRPF debemos aplicar el principio de progresividad, pero esto no es lo único que debemos tener en cuenta.

Los trabajadores por cuenta propia tienen la opción de elegir distintos regímenes, dependiendo de su actividad, ingresos y rendimientos, así como podrán aplicar unas deducciones u otras.

Es muy importante que, como autónomos, nos acojamos a un régimen adecuado, ya que elegirlo bien puede ayudarnos a disminuir la cuantía del impuesto que tendremos que pagar.

Estos son los regímenes a los que se puede acoger el autónomo:

La estimación objetiva por índices

Los trabajadores por cuenta propia afrontarán una cuota fija cada trimestre. En este régimen podrán acogerse aquellos autónomos cuyas actividades estén incluidas en el artículo 1 de la Orden HFP/1823/2016.

La estimación directa (normal o simplificada)

Si el importe neto de la cifra de negocios anual es mayor o menor de 600.000 euros respectivamente. Debe declararse cada tres meses, y se aplica un 20% cuando se trate de actividades empresariales y profesionales y un 2% en el caso de las pesqueras, siempre y cuando no se trate de Ceuta o Melilla, donde estos porcentajes disminuyen hasta la mitad.

IVA

Este impuesto es indirecto y grava sobre el consumo. Los trabajadores por cuenta propia, para su correcta aplicación, deben calcular la diferencia entre el IVA que ellos han tenido que pagar para obtener cierto producto para poder desarrollar su actividad y el IVA al que hacen frente sus clientes por la compra de su bien o servicio.

En nuestro país nos encontramos con tres tipos distintos de IVA: Superreducido (4%), Reducido (10%)  y General (21%). Para más información sobre el IVA puedes consultar en el siguiente artículo, donde explicamos todo lo que necesitas saber: Cómo calcular el IVA.

Gastos que el autónomo puede deducirse

Una vez conocemos cuáles son los impuestos a los que tenemos que hacer frente, vamos a conocer algunos trucos para ahorrar y pagar menos cuando se trata de nuestras obligaciones tributarias, y en primer lugar, queremos que sepas cuáles son los gastos que puedes deducirte:

Gastos de explotación

Son todos los productos que un trabajador por cuenta propia necesita para llevar a cabo la actividad.

  • Sueldos de los trabajadores: Puedes incluir los salarios de los trabajadores como gastos deducibles (siempre y cuando tengas empleados a tu cargo, claro)
  • Servicios de profesionales externos: Si recurres a un profesional para que realice algún tipo de actividad (notario, abogado, etc.), podrás deducirte el importe establecido.
  • Consumos de manutención: Si necesitas ocupar parte de tu dinero en comidas y estas se dan en un establecimiento de hostelería, podrás deducirte este gasto, siempre y cuando guardes la factura, ¡por supuesto!
  • Gastos de vivienda: En caso de que trabajes por cuenta propia y realices tu actividad desde tu casa, podrás deducirte algunos gastos, pero recuerda que no el total, ya que no utilizarás la vivienda únicamente para la vida profesional, sino también para la personal.
  • Gastos de alquiler: Como en el caso anterior, también puede darse a la inversa, que necesites alquilar un inmbueble para el desarrollo de tu actividad. También podrás deducirte este gasto.
  • Otros servicios exteriores: Aquí podemos incluir la publicidad, los servicios bancarios, transporte, etc.

Pagar menos impuestos

Algunas medidas para pagar menos impuestos

Y por fin ha llegado la hora de leer y conocer, de primera mano, algunos trucos que puedes poner en práctica si quieres pagar menos impuestos:

Los donativos pueden deducirse: Si realizas donativos a entidades sin ánimo de lucro, podrás deducirte distintos porcentajes: un 75% cuando se trate de los primeros 150 euros y un 30% sobre todo lo que supere dicha cantidad.

Convierte el salario en metálico en salario en especie: algunas remuneraciones están exentas del pago del IRPF.

Informa sobre las modificaciones que haya en tu familia, ya que la cantidad de retenciones a cuenta del IRPF dependen de las circunstancias familiares.

Si eres propietario, no lo dudes,  deduce la renta sujeta al IRPF los gastos hechos para adquirirla (IBI, anuncios, agencia, seguros, comunidad…)