Costes del autónomo

¿Sabes que costes tiene un autónomo?

Si estás pensando en lanzarte a ser autónomo, o si ya lo eres, pero aún te asaltan dudas sobre cuáles son los costes del autónomo, en Gestorum te ayudamos a resolver algunas de estas incógnitas que debes tener en cuenta.

Los costes que debe asumir el autónomo dependen fundamentalmente del tipo de actividad que realice y del tipo de autónomo que sea.

A continuación repasaremos cuáles son los costes del autónomo más comunes para todos, gastos que, de manera mensual o trimestral, debe asumir para mantener su negocio en marcha.

Costes del autónomo

Cuota de la Seguridad Social

Es obligatorio para todos los autónomos. La cuota mínima para los autónomos con actividad está en los 270€ y para los societarios es unos 320€.

Si es la primera vez que eres autónomo o hace más de cinco años que lo fuiste podrás disfrutar de un periodo inicial de 6 meses con una tarifa reducida de 50€ al mes, después seis meses con una tarifa con reducción del 50%, unos 133€, y un periodo más de 6 meses con un 30% de descuento, unos 187€ con la base mínima del 2017.

Recordamos que estas cuotas son siempre para el mínimo de cotización, y que si por nuestra edad o nuestro plan de jubilación, necesitamos cotizar por más cantidad, las cuotas serán sensiblemente mayores.

Retenciones IRPF

Dependiendo de nuestra actividad, si es profesional o empresarial, y del sistema de tributación elegido, Régimen de Estimación Objetiva (módulos) o Régimen de Estimación Directa, tendremos unos u otros pagos que realizar.

Si nuestra actividad es profesional y estamos facturando a empresas o autónomos estaremos reduciendo nuestra facturación en un 7% por ciento si somos nuevos autónomos, o en un 15% si ya hemos superado los 3 años de actividad. Esta retención que realizamos en nuestras facturas suponen una reducción en nuestra facturación y, aunque no la tendremos que pagar como tal, si está minorando nuestros ingresos de manera significativa.

Si nuestra actividad es empresarial, cada trimestre deberemos ingresar en Hacienda el 20% de nuestro beneficio en el periodo a modo de retención de IRPF.

Los autónomos que tributan en estimación objetiva, módulos, pagarán una cantidad fija al trimestre calculada en función de parámetros determinados por su actividad, en un restaurante el número de mesas, en una panadería la superficie del horno, etc.

Estos pagos de IRPF que debemos hacer, bien en las facturas, bien en las liquidaciones trimestrales son RETENCIONES, que después, en la declaración de la renta contarán como ingresos a cuenta para determinar si debemos pagar más de lo ya retenido o por el contrario es la Agencia Tributaria quien debe devolvernos parte de estos pagos a cuenta.

IVA, Impuesto sobre el Valor Añadido

En la mayoría de los casos el autónomo deberá liquidar IVA cada trimestre, aunque también se puede dar el caso de liquidaciones mensuales, bien por obligación o por elección del autónomo.

Dependiendo de la actividad, de las especificaciones tributarias y del tipo de operaciones existen autónomos que no deben liquidar IVA. Por ejemplo, actividades médicas exentas de IVA, autónomos en recargo de equivalencia, etc.

Los autónomos en estimación directa deberán liquidar el IVA del trimestre en función del IVA repercutido, lo que han facturado con IVA, y el IVA devengado, lo que han gastado con IVA. La diferencia entre estas dos cantidades determinará si el autónomo debe ingresar la diferencia en Hacienda o, si por el contrario al ser negativa, compensar en los siguientes trimestres. A final de año también podrá solicitar la devolución de las cantidades a su favor.

Por lo general, cuando el autónomo está en beneficios, más ingresos que gastos, tendrá que abonar mensual o trimestralmente la diferencia de IVA en Hacienda.

En el caso de autónomos en Estimación Objetiva (módulos), será la fórmula específica del módulo al que está asociado el autónomo la que determinará la cantidad fija que se abonará de IVA cada trimestre, dejando el cuarto trimestre para la regularización de los importes con la contabilización de las facturas pertinentes.

Asesoría

Para poder dedicar todo el tiempo y esfuerzo a la actividad propia del autónomo, es recomendable contar con un servicios de asesoría que pueda resolver las dudas del autónomo y se encargue de la confección y presentación de las obligaciones contables y fiscales.

Para garantizarnos el mejor servicio de Asesoría debemos contar con:

  • Asesoramiento personalizado: existen grandes diferencias entre los diversos tipos de autónomos y las posibles especialidades tributarias.
  • Asesoramiento continuo: los cambios normativos son frecuentes y el autónomo debe cumplir con todos ellos desde su aplicación.
  • Asesoramiento especializado: contar con una asesoría especializada que ya trabaje con autónomos en nuestra actividad y con características parecidas garantizará el mejor servicio posible.
  • Con servicio contable: para el cumplimiento de las obligaciones contables y fiscales específicas en nuestro caso.
  • Con asesoramiento fiscal: para garantizar que no estemos pagando de más en nuestras obligaciones tributarias.

En la actualidad existen gestorías que dan servicio a miles de autónomos y que, por su volumen y especialización, podrán ofrecerte el mejor asesoramiento y todos los servicios necesarios para cumplir con las obligaciones contables y fiscales sin pagar de más.

El coste de una asesoría puede ir desde los 39€ al mes hasta los 150€, pero recuerda que el precio en estos servicios no está directamente relacionado con la calidad y si más con el volumen de clientes y el tamaño de la asesoría.

Te recomiendo que busques la asesoría que te pueda ofrecer más garantías por su volumen y experiencia y que te ofrezca el precio más ajustado.

Empleados

Si el autónomo necesita tener empleados para la realización de la actividad, deberá contar con nuevos costes en su actividad.

La contratación de empleados conlleva los siguientes costes:

  • Nóminas: el importe neto que liquidamos cada mes a nuestros trabajadores.
  • Seguridad Social: en función del trabajador, del tipo de contrato y de la cuantía deberemos liquidar una cuota mensual a la Seguridad Social.
  • Retención IRPF: dependiendo de la cuantía y la situación personal del trabajador se deberá realizar una retención en la nómina que será liquidada en Hacienda de manera trimestral.
  • Asesoría: para asesoramiento, altas y bajas de trabajadores, la confección de nóminas, la liquidación y presentación de seguros sociales y todo lo necesario para cumplir con las obligaciones laborales es recomendable contratar los servicios de una asesoría.

Aunque, como hemos dicho, los costes van a depender del número de horas, tipo de contrato, categoría del trabajador y convenio de la actividad podemos aplicar la siguiente tabla para hacernos una idea de los costes que debemos asumir por cada trabajador.

Si el salario neto, lo que va a recibir el trabajador en su cuenta bancaria, es:

NETO/MESIRPFS.S TOTAL
300€0€120,45€
600€0€240,9€
1000€33,09€414,78€
1500€241,78€699,32€
2000€443,57€981,08€
3000€959,83€1602,53€

Dominio y alojamiento en Internet

Cualquier autónomo con actividad propia debería tener su propia página web, será la tarjeta de presentación para posibles clientes y proveedores.

El dominio es la dirección específica que vamos a tener para nuestra página web y la podemos comprar por unos 10 euros anuales.

Pero, para tener nuestra propia página web necesitaremos contratar un Hosting o alojamiento web donde se garantice el acceso a nuestros contenidos desde cualquier punto de Internet y en cualquier momento del día y de la noche.

Con el alojamiento y el dominio tendremos también acceso al correo electrónico corporativo, unas direcciones de email con el dominio de nuestro negocio y los buzones que consideremos necesarios para la actividad a desarrollar.

El alojamiento web para un portal informativo puede ir desde los 10€ a los 50€ mensuales, dependiendo de las funcionalidades y capacidades que queramos contratar.

El diseño y la programación del sitio web pueden suponernos un pequeño coste inicial, entre los 100€ y los 1.000€, dependiendo del tipo de web que estemos buscando.

Local, oficina o almacén

Si nuestra actividad como autónomo requiere el uso de un local comercial, de una oficina o/y de un almacén deberemos contar con un grupo de gastos específicos en nuestro negocio.

Si disponemos de las instalaciones necesarias en propiedad, deberemos contar con gastos de suministro como:

  • Agua
  • Luz
  • Gas

Además de tasas e impuestos vinculados con las instalaciones, por ejemplo el IBI, las tasas municipales por el vado, etc.

El autónomo que no disponga de las instalaciones necesarias deberá alquilarlas, añadiendo un nuevo gasto mensual a la actividad.

Es muy importante tener claras las necesidades para la actividad a realizar, no tendrá el mismo precio el alquiler de un local comercial con mucho paso de posibles clientes que una oficina o un almacén.

Si por las circunstancias del autónomo la actividad se puede realizar desde casa, no está de más, poder imputar parte de los gastos de luz, agua y gas a la actividad que se está realizando. Además, hay parte que podríamos deducirnos como gasto.

Teléfono e Internet

Hoy en día, prácticamente para cualquier actividad, es imprescindible contar con una línea de teléfono, fija o/y móvil y un buen acceso a Internet.

Cada vez es más frecuente prescindir del teléfono fijo y trabajar directamente con los teléfonos móviles, aunque sea con numeración fija.

Existe mucha oferta para estos servicios y es importante contratar el producto que mejor se adapte a las necesidades del autónomo y su actividad.

Material de oficina

Dispongamos de oficina o no, el material de papelería va a ser imprescindible, bolígrafos, folios, archivadores, sellos, etc.

Y, aunque sólo sea para generar las facturas e imprimirlas nos hará falta un ordenador y una impresora y los suministros necesarios que conlleva.

Dependiendo de la actividad del autónomo y de la tecnología que utilice, deberá contar con más o menos gasto en esta partida.

Aplicaciones informáticas

Si para el desarrollo de la actividad el autónomo necesita algún tipo de herramienta informática y esta, además de la compra inicial, requiere de un mantenimiento mensual, deberemos tenerlo también en cuenta en nuestra hoja de gastos.

En una tienda suele ser necesario el uso de aplicaciones de punto de venta, que se encargan de la facturación, la gestión de stocks e incluso la gestión de cobro.

Aplicaciones de facturación, CRMs, ERPs también suelen ser habituales en algunos autónomos.

Seguros

comisiones bancariasNormalmente este tipo de gasto es anual y podemos encontrar desde seguros ligados al local, oficina o almacén hasta seguros de responsabilidad civil para proteger al autónomo en el desempeño de su actividad.

En otros casos existen seguros propios de la actividad como puedan ser los seguros agrarios o ganaderos o relacionados con la posible baja o incapacidad del autónomo para realizar su actividad.

Es importante analizar qué tipo de seguro necesita cada autónomo y contratarlo con profesionales que garanticen las coberturas necesarias.

Compra de mercadería

Si tu negocio se dedica a la venta de productos, con transformación o sin ella, necesitarás dedicar recursos a la compra de mercaderías.

Dependiendo de la actividad esta partida de gastos puede ser muy importante en la gestión de la tesorería de tu negocio.

Comisiones bancarias

Como autónomos vamos a necesitar una cuenta bancaria para pagar la Seguridad Social, los impuestos, los suministros, etc.

Debemos tener en cuenta las comisiones de estas cuentas, bien de mantenimiento, por las tarjetas, por operaciones como transferencia, etc.

Además, si necesitamos cobrar a nuestros clientes con tarjeta de crédito o por recibo, deberemos contratar el servicio con nuestra entidad financiera y pagar las comisiones y gastos que de este proceso se generen.

En muchos casos tendremos coste por pagar, al hacer una transferencia, y coste por cobrar al habilitar un TPV para el cobro por tarjeta o utilizar los sistemas de cobro por recibo.

Es importante conocer estos gastos e intentar reducirlos al máximo con una buena negociación.

Esperamos que este artículo te haya servido de ayuda, para más información puedes consultar a nuestros profesionales de Gestorum.