La cuota de autónomos

Todo sobre la cuota de autónomos

¿Qué es la cuota de autónomos?

Cuando nos damos de alta como autónomo, uno de los costes más importantes con los que nos podemos encontrar es la cuota de autónomo.

La cuota de autónomos es la cuantía que los trabajadores autónomos deben pagar de forma mensual en concepto de cotizaciones a la Seguridad Social. Esta cantidad es muy importante, por lo que resulta necesario saber cómo se calcula, las reducciones que se pueden aplicar y cómo y cuándo debemos pagarla.

Cuota autónomo

Este coste es el que permite a los autónomos estar cubiertos ante la asistencia sanitaria, la baja por maternidad o paternidad, o la incapacidad temporal, jubilación, Incapacidad permanente y muerte y supervivencia. Resulta una cantidad clave para determinar el valor de la pensión por jubilación del trabajador por cuenta propia.

Al darnos de alta como autónomo debemos saber que debemos pagar desde el primer día. No obstante, la cantidad que paga cada trabajador por cuenta propia es distinta y depende de numerosos factores. ¿Quieres saber cuánta cuota de autónomo debes pagar? Desde Gestorum te resolvemos esta duda tan habitual.

¿Cómo se calcula la cuota de autónomos?

La cuota de autónomos se calcula en función de la base de cotización que cada trabajador por cuenta propia elija. Las distintas bases de cotización, con su correspondiente cuota, las publica anualmente la Seguridad Social y se fijan en los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

La base mínima de cotización este 2019, antes de aprobarse los Presupuestos Generales del Estado, era de 944,35 euros, lo que implica una cuota mensual de 283,3 euros.

La base máxima fue de 4.070 euros, lo que supone una cuota máxima de cotización de 1.221,03 euros al mes.

Cuando hayamos elegido la base por la que queremos cotizar, debemos aplicarle el tipo de cotización, que en este año (2019) se sitúa su sumatorio en el 30%.

Con esto, podríamos hacer el cálculo multiplicando la base de cotización elegida por el tipo de cotización.  Por ejemplo, si queremos cotizar por la base mínima, la operación sería la siguiente: 944,35 euros x 30%. Resultaría una cuota mensual de autónomo de 283,30 euros/mes.

La mayoría de trabajadores por cuenta propia (más del 80%) escoge cotizar por la base mínima. Una cotización menor implica una protección menor en todos los supuestos que cubre la cuota mínima (baja por enfermedad, accidente, desempleo y pensión).

Desde que el autónomo cumple 48 años, se restringen las bases de cotización del trabajador por cuenta propia: debe cotizar entre una base de 1.018,50 y 2.077,80 euros.

Además, debemos tener en cuenta que el tipo del 30% para este 2019 supone un cambio muy importante en las coberturas, ya que se añaden la obligación de cotizar por contingencias profesionales (0,6%), por cese de actividad (1%) y por formación profesional (0,1%). Esto significa que estas coberturas, antes voluntarias, ahora son obligatorias.

Descuentos: La tarifa plana de los autónomos

Entre las principales ayudas para los emprendedores y autónomos está la tarifa plana, que se mantiene hasta que los autónomos pueden cotizar por sus ingresos reales.

Esta ayuda es una reducción de la cuota para los trabajadores por cuenta propia que no hayan ejercido su actividad en los dos últimos años anteriores al alta.

  • En los 12 primeros meses se aplica una reducción en la cuota. Esta reducción es del 80%. En 2019 supone una cuota de unos 60 euros al mes, cuando se elija la base mínima.
  • En los siguientes 6 meses se aplica una reducción del 50% sobre las bases de cotización.
  • En los 6 últimos meses la reducción que se aplica sobre las bases es del 30%.

Cómo pagar la cuota de autónomo

La cuota de autónomo es mensual. El pago de cada mensualidad se realiza a mes vencido, y lo habitual es que el recibo se pase al cobro en los últimos días del mes en curso. (el último día hábil)

El recibo de la cuota de autónomo se paga mediante domiciliación bancaria o bien telemáticamente en la sede online de la Seguridad Social.

Pagar cuota autónomos

Lo más común es tener el recibo de la Seguridad Social domiciliado en el banco. Debemos tener la previsión de disponer de la cantidad suficiente para que no se produzca una devolución del recibo. Teniendo clara la cantidad a pagar de cuota y las fechas en que se paga, no debe haber problema.

Desde el pasado 2018 existe una excepción: Tanto en el mes en el que se produce el alta, como en el mes en el que se hace efectiva la baja del autónomo, no se paga la cuota al completo, siempre que se tramite en plazo.

Estos son los únicos casos en los que se prorrateará la cantidad a pagar por los días realmente dados de alta.

Por ejemplo, si nos damos de alta un día 15 de mayo, ese mes pagaremos la mitad de lo que pagaremos un mes normal.

La cuota de autónomos y la ley de autónomos

La Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo que se aprobó el pasado año 2017 trajo consigo numerosas novedades con respecto a la forma de cotizar de los trabajadores por cuenta propia.

Además de extender la tarifa plana y hacerla más asequible para todos los autónomos, hizo que la elección de las cuotas fuera más flexible.

Desde que entró en vigor, los trabajadores por cuenta propia pueden cambiar su base de cotización hasta un total de cuatro veces al año y, cuando se den de alta, únicamente pagarán los días que coticen el primer mes (no el mes entero) y, al darse de baja, pagarán únicamente la cuota proporcional de lo que hayan cotizado durante el mes de baja, en lugar del mes completo.

Esperamos que este artículo haya sido de ayuda. Para más información, puedes consultar a nuestros profesionales.