GUÍA BURROS: Ventajas en inconvenientes de ser autónomo

libro-autonomos

En Gestorum somos tu asesoría online para autónomos, emprendedores y Pequeñas y Medianas Empresas. Y, como para toda práctica hay que tener una base teórica, antes de lanzarse al mundo del emprendimiento o los autónomos, e incluso ya estando en él, es conveniente conocer el campo en el que nos movemos. Por esto, desde nuestra gestoría online, te recomendamos “GuíaBurros Autónomos” de Borja Pascual, donde encontrarás todo lo que necesitas saber como autónomo, y te damos unas píldoras acerca de esta guía del emprendimiento.

Bien sabemos que todo tiene su lado bueno y su lado malo, por lo que es importante tener en cuenta las ventajas e inconvenientes de ser autónomo.

Cuando vas a desarrollar una actividad económica, te interesa saber las diferentes formas jurídicas y las ventajas e inconvenientes que estas suponen, para estar cien por cien seguro de que quieres convertirte en autónomo.

En el caso de que te plantees la posibilidad de cambiar tu relación laboral con tu empresa por una mercantil, esto es lo que tienes que tener en cuenta para tomar una decisión:

Inconvenientes

  • Los derechos que tienes como trabajador y dejarás de tener como autónomo.
  • La cotización a la Seguridad Social tendrás que pagarla tú, en lugar de la empresa.
  • Las obligaciones fiscales, las declaraciones de impuestos y las obligaciones contables.
  • La vinculación de la empresa con el trabajador por cuenta ajena siempre es mayor que con un autónomo.

Ventajas

  • Independencia para fijar tus condiciones de trabajo
  • Multi pagador. Podrás realizar trabajos con otras empresas.
  • Deducción de gastos, ya que el autónomo paga IRPF según el beneficio obtenido en su actividad.
  • Ajuste de cotización a la Seguridad Social.

Si tu decisión gira en torno a cambiar la condición de trabajador por cuenta ajena por la de autónomo, a la hora de negociar tienes que tener en cuenta:

  • La cantidad a cobrar.
  • El IVA siempre a parte, ya que no formará parte de tu salario.
  • Las vacaciones. Si al cambiar la condición, el mes de vacaciones no te lo pagan, deberás aumentar la parte proporcional en la factura mensual.
  • La indemnización.
  • Material y localización.
  • Seguridad de cobro

Si negocias bien, tendrás una nómina mucho mayor que la que tenías como trabajador y podrás generar más ingresos, pero no olvides que cotizas menos que antes, te has prorrateado las vacaciones, no pagas para tener derecho a paro y deberás asumir ciertos gastos.

Una vez tengas claro que quieres trabajar por tu cuenta, debes conocer todas las formas jurídicas para saber cuál es la que más te conviene. Diferenciamos entre:

Autónomo y Sociedad Civil.

  • En la Sociedad Civil se unen mediante contrato privado o socios trabajadores autónomos o socios capitalistas.
  • El autónomo se identifica mediante sus datos personales y la Sociedad Civil tiene denominación propia y CIF.
  • En la Sociedad Civil la responsabilidad está compartida.
  • La Sociedad Civil tributa según el impuesto de sociedades y el autónomo cotiza por IRPF del beneficio de su actividad.
  • El autónomo lleva una contabilidad básica y la Sociedad Civil debe presentar datos en el Registro Mercantil.
  • El autónomo se dará de alta en Hacienda y en la Seguridad Social para empezar su actividad. La Sociedad Civil deben firmar su contrato y depositarlo en el registro correspondiente de cada Comunidad Autónomo y solicitar el alta en Hacienda y un CIF propio.

Autónomo y sociedad limitada

  • La sociedad limitada es una sociedad mercantil con personalidad jurídica cuyo capital está dividido en participaciones iguales, acumulables e indivisibles.
  • La sociedad limitada permite añadir socios.
  • La sociedad limitada tiene personalidad jurídica con denominación y CIF diferente al de sus socios.
  • La responsabilidad de los socios en la sociedad limitada se limita el capital social.
  • La sociedad limitada tributa por el impuesto de sociedades.
  • La sociedad limitada presenta cuentas en el Registro Mercantil.
  • La sociedad limitada se construye mediante estatutos y escritura pública firmados ante notario y presentados ante el Registro Mercantil.