Novedades en el Boletín Oficial del Estado

Te las contamos todas

Categorías: Autónomos / Blog / Coronavirus

A efectos laborales encontramos cuatro ejes fundamentales:

  • La conciliación laboral
  • La prestación económica por cese de actividad
  • La flexibilización de los ERTEs
  • Medidas extraordinarias en materia de cotización

La conciliación laboral

En el apartado II de  se indica que se establecerán una serie de medidas para facilitar la conciliación laboral de los trabajadores por cuenta ajena. “Se facilitará la conciliación laboral a los trabajadores por cuenta ajena que acrediten deberes de cuidado a personas dependientes”. Esto implica la reducción y flexibilización de la jornada.

Los trabajadores tendrán derecho a una adaptación o reducción de la jornada, pero estas personas no recibirán retribución ni prestación durante la situación de emergencia.

Un trabajador por cuenta ajena que decida reducir su jornada en un 50% percibirá el 50% de su retribución.

La prestación económica por cese de actividad

El art. 17, hace referencia a la Prestación extraordinaria por cese de actividad para los afectados por declaración del estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

Este artículo indica que se hará una prestación extraordinaria por cese de actividad. A esta prestación por Cese de actividad solo tendrán acceso los autónomos que sean persona física o a socios trabajadores en cooperativas.

Es decir, los autónomos societarios no podrán solicitar la prestación por cese de actividad.

Según el Real Decreto, hay dos opciones para la solicitud de esta prestación:

  • Aquellos establecimientos que hayan tenido que permanecer cerrados (hostelería, casinos…) desde la entrada en vigor del estado de alarma.
  • Aquellos autónomos que, en el mes anterior al que se solicita la prestación, hubiesen visto reducida su facturación, al menos, en un 75% en relación con el promedio de facturación del semestre anterior, tendrán derecho a la prestación extraordinaria por cese de actividad que se regula en este artículo.

Por lo que el segundo de los casos será muy complicado de conseguir en el mes de lo soliciten, si el estado de alarma ha sido declarado el 14 del mes, se podrá probar en el mes de Marzo una disminución proporcional (cercana al 50%) Por lo que presuponemos que se tendrán que esperar a Mayo para poder probar esa disminución con la facturación de Abril.

 Flexibilización de los ERTEs

Todos los ERTEs, es decir, los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo, deberán considerarse De fuerza mayor.

Los ERTE De fuerza mayor integrarán todas aquellas empresas que cuenten con  locales  de  afluencia  pública,  restricciones  en  el  transporte  público  y,  en  general,  de  la  movilidad  de  las  personas  y/o  las  mercancías,  falta  de  suministros  que  impidan  gravemente  continuar  con  el  desarrollo  ordinario  de  la  actividad,  o  bien  en  situaciones urgentes y extraordinarias debidas al contagio de la plantilla o la adopción de medidas  de  aislamiento  preventivo  decretados  por  la  autoridad  sanitaria,  que  queden  debidamente acreditados

Estas situaciones se añaden a las anteriores que se habían incluido en el anterior Decreto.

Se debe enviar un informe a la Autoridad Laboral alegando (con un informe, formulario o memoria) la existencia de la fuerza mayor. La Autoridad Laboral debe enviar, en un plazo de cinco días, la autorización o la no autorización de la seguridad social.

Dificultan en gran medida los EXPEDIENTES DE REGULACIÓN DE EMPLEO TEMPORAL que no sean por estas causas, ya que el artículo 23 dice que, en los de causa económica que no cuenten con representanción de los trabajadores, establecen  prioritariamente un periodo de consulta con los sindicatos más representativos por lo que se demorarán los plazos

 Medidas extraordinarias en materia de cotización

Las empresas que hagan ERTEs, tendrán una exoneración del 100% de la cuota de los seguros sociales, siempre y cuando la empresa tenga menos de 50 trabajadores.

En caso de contar con más de 50 trabajadores, la exoneración será del 75%.

Para los trabajadores, este periodo contará como cotizado y, percibirán su prestación por desempleo y no se les descontará a efectos del cómputo de “hucha” de desempleo. Si no llegan al periodo mínimo de carencia, también podrán percibir la cuantía.

A aquellas personas que estén percibiendo un subsidio por desempleo, en caso de que esta prestación estuviera llegando a su fin, se mantendrá y prorrogará, así como a los mayores de 52 años que estén recibiendo el subsidio por desempleo.

Puedes encontrar los archivos pdf con el BOE aquí: 1  2

[Total: 0   Promedio: 0/5]