Gestorum » Blog » ¿Qué es el permiso retribuido recuperable? ¿A quién afecta?

Permiso retribuido recuperable

¿Qué es? ¿A quién afecta? 
Categorías: Autónomos / Blog / Coronavirus

En el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, el Gobierno lanzó una serie de medidas para la protección de los ciudadanos ante la envergadura de la crisis: qué empresas podían abrir en estado de alarma y cuáles no, normas que aplicar para evitar contagios masivos, ayudas a empresas para afrontar la crisis…

El pasado sábado, el Gobierno dio un paso más en la confrontación de esta emergencia sanitaria y, con ello, en el Real Decreto-ley 10/2020, de 29 de marzo, podemos encontrar algunas novedades respecto a actividades empresariales.

En Gestorum te contamos estas novedades y desarrollamos qué actividades continuarán realizándose.

Permiso retribuido recuperable para las personas trabajadoras por cuenta ajena que no presten servicios esenciales

¿En qué consiste?

Con el objetivo de reducir la movilidad en la población y, por tanto, reducir las posibilidades de contagio, el Real Decreto anuncia que se regula un permiso retribuido a trabajadores y trabajadoras que no pertenezcan a aquellos servicios considerados “esenciales”.

¿Cuál es el plazo de aplicación?

Esta normativa se aplicará desde hoy, 30 de marzo, hasta el 9 de abril de 2020, ambos inclusive. SALVO aquellos casos en los que resulte imposible interrumpir de modo inmediato la actividad, las personas trabajadoras incluidas en el ámbito subjetivo de este real decreto ley podrán prestar servicios el lunes 30 de marzo de 2020.

Se conserva el derecho a la retribución

Conservarán el derecho a la retribución que les hubiera correspondido de estar prestando servicios con carácter ordinario, incluyendo salario base y complementos salariales (¿ pluses de asistencia, pluses de transporte…?)

¿Cuándo tendrán que recuperar las horas los trabajadores?

Tendrán que recuperar las horas antes del 31/12/2020. Negociando en un plazo máximo de 7 días desde que inicien el periodo de consultas, entre empresa y representantes de los trabajadores o en su defecto por los procedimientos de mediación o arbitraje.

De no alcanzarse acuerdo durante este periodo de consultas, la empresa notificará a las personas trabajadoras y a la comisión representativa, en el plazo de siete días desde la finalización de aquel, la decisión sobre la recuperación de las horas de trabajo no prestadas durante la aplicación del presente permiso

Además, las empresas podrán, en caso de ser necesario, establecer un mínimo de plantilla o turnos, con el fin de mantener la actividad indispensable.

¿Quién no puede acogerse a este permiso retribuido?

A pesar de que algunos trabajadores por cuenta ajena no presten servicios esenciales, quedan exceptuados de la aplicación del presente real decreto las personas trabajadoras que tengan su contrato suspendido durante el período indicado y aquellas que puedan continuar prestando servicios a distancia. Es decir, trabajadores en suspensión de contrato por ERTE, bajas por Incapacidad temporal, Teletrabajadores.

Además de estos casos, tampoco podrán acogerse al permiso retribuido aquellos trabajadores por cuenta ajena cuyas actividades sean consideradas como esenciales:

    1. Quienes realicen actividades que deban continuar desarrollándose según indican los artículos 1, 10.4, 14.4, 16, 17 y 18, del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo.
    2. Aquellas personas que trabajan en las actividades que participan en la cadena de abastecimiento del mercado y en el funcionamiento de los servicios de los centros de producción de bienes y servicios de primera necesidad, incluyendo alimentos, bebidas, alimentación animal, productos higiénicos, medicamentos, productos sanitarios o cualquier producto necesario para la protección de la salud, permitiendo la distribución de los mismos desde el origen hasta el destino final.
    3. Personas que prestan servicios de hostelería y restauración a domicilio.
    4. Producción y distribución de EPIS y material sanitario y hospitalario.
    5. Industria manufacturera que ofrecen los suministros, equipos y materiales necesarios para el correcto desarrollo de las actividades esenciales.
    6. Servicios de transporte, tanto de personas como de mercancías.
    7. Quienes trabajen en Instituciones Penitenciarias, de protección civil, salvamento marítimo, salvamento y prevención y extinción de incendios, seguridad de las minas, y de tráfico y seguridad vial. Asimismo, las que trabajan en las empresas de seguridad privada que prestan servicios de transporte de seguridad, de respuesta ante alarmas, de ronda o vigilancia discontinua.
    8. Abastecimiento y mantenimiento de material para las fuerzas armadas.
    9. Centros, servicios y establecimientos sanitarios.
    10. Personas que atiendan mayores, menores, personas dependientes o personas con discapacidad.
    11. Las personas que trabajen en empresas, centros de I+D+I y biotecnológicos vinculados al COVID-19.
    12. Importación y suministro de material sanitario, como las empresas de logística, transporte, almacenaje, tránsito aduanero.
    13. Profesionales que trabajen en centros veterinarios.
    14. Personas que trabajan en puntos de venta de prensa y en medios de comunicación o agencias de noticias de titularidad pública y privada, así como en su impresión o distribución.
    15. Aquellas personas que trabajen en servicios financieros, incluidos los bancarios, de seguros y de inversión.
    16. Telecomunicaciones y audiovisuales y de servicios informáticos esenciales, así como aquellas redes e instalaciones que los soportan y los sectores o subsectores necesarios para su correcto funcionamiento.
    17. Quienes trabajan velando por la seguridad y la protección de víctimas de violencia de género.
    18. Abogados, procuradores, graduados sociales, traductores, intérpretes y psicólogos.
    19. Despachos y asesorías legales, gestorías administrativas y de graduados sociales, notarías y registros.
    20. Servicios de limpieza, mantenimiento, reparación de averías urgentes y vigilancia.
    21. Fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.
    22. Centros de Acogida a Refugiados y en los Centros de Estancia Temporal de Inmigrantes.
    23. Abastecimiento, depuración, conducción, potabilización y saneamiento de agua.
    24. Servicios meteorológicos de predicción y observación.
    25. Distribución y entrega de productos adquiridos en el comercio por internet, telefónico o correspondencia.
    26. Quienes trabajen en el servicio postal universal.

Artículos relacionados

Las medidas económicas para autónomos contra el coronavirus

La crisis del coronavirus está afectando a todo el tejido empresarial. El Gobierno ha lanzado ya algunas de las medidas económicas incluidas dentro del plan de choque contra el covid-19.

 

¿Qué es un ERTE laboral y cómo afecta a los trabajadores?

Debido a esta situación, ya que únicamente un pequeño porcentaje de comercios pueden continuar con su actividad, muchas empresas se verán obligadas a realizar Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) debido a la imposibilidad de mantener a sus trabajadores por la disminución o desplome de sus ingresos.

¿Cómo solicito el aplazamiento de impuestos?

Con el objetivo de mitigar el impacto que está teniendo el covid-19 en la economía española, el Consejo de Ministros aprobó la medida del Aplazamiento y fraccionamiento de las obligaciones tributarias para pymes y autónomos durante un plazo de seis meses. 

Medidas de prevención del covid-19 en el entorno laboral

Como sabemos, el coronavirus ha traído consigo una de las mayores crisis sanitarias de la historia. Para evitar su contagio es necesario seguir algunas pautas, como evitar el contacto con otras personas, extremar medidas higiénicas, personales y de las instalaciones… etc.