Bonificaciones y ayudas para autónomos

Conoce las bonificaciones y ayudas 

Categorías: Autónomos / Blog

¿Te has lanzado al mundo del autónomo sin saber si existían ayudas o bonificaciones para autónomos? ¿Sabes que hay, pero no sabes qué tipo? ¿Quieres conocer los requisitos que debes cumplir?

Entonces, Gestorum, es tu sitio. A continuación, te daremos algunos de los detalles y la información que necesitas saber sobre las ayudas, bonificaciones y subvenciones que existen en nuestro país para los autónomos.

¿Existen bonificaciones, ayudas y subvenciones para los autónomos?

Existen diferentes ayudas, subvenciones y bonificaciones de las que se pueden beneficiar los autónomos en el desarrollo de su actividad.

Normalmente estas ayudas son de ámbito nacional pero gestionadas desde las diferentes Comunidades Autónomas, que aunque mantienen el espíritu general, si aportan diferencias en cuanto a las cuantías, requisitos e importes de las mismas.

Ayudas y subvenciones para autónomos

Es importante que las subvenciones, ayudas y bonificaciones, sean consideradas por el autónomo como una mejora para su actividad, pero nunca como fundamentales o imprescindibles para poder poner en marcha el negocio.

¿Qué tipo de ayudas hay?

En la actualidad podríamos dividir las subvenciones y ayudas disponibles para los autónomos en tres bloques principales:

  • Para la inversión.
  • Para la promoción del empleo autónomo.
  • Para la generación de empleo.

Ayudas para la inversión

Estas ayudas y subvenciones deben ser dedicadas a la inversión en la actividad del autónomo.

Dentro de este grupo podemos encontrar las siguientes subvenciones:

A fondo perdido: son las más complicadas de conseguir y durante esta crisis las que más recortes y paralizaciones han sufrido. Hablamos del programa de promoción del empleo autónomo, de los programas de creación y modernización tecnológica, de los programas específicos para promover el emprendimiento femenino, para el desarrollo rural o para determinados sectores.

Capitalización del paro: permite cobrar en un solo pago la prestación pendiente por desempleo para poner en marcha una actividad como autónomo. En la actualidad se puede cobrar el 60% de la prestación por desempleo y el 40% restante aplicarse a reducciones en la cuota a la Seguridad Social.

Financiación bonificada: con este tipo de ayuda vas a conseguir una reducción en los tipos de interés. Hablamos de préstamos que ofrece el ICO, Instituto de Crédito oficial, o ENISA, con líneas de financiación sin aval para proyectos de innovación tecnológica, o ciertos fondos reembolsables que ofrecen las Comunidades Autónomas.

Ayudas sectoriales: ayudas a sectores como el comercio minorista, la artesanía, el turismo, la agricultura, etc. Son programas que organizan las Comunidades Autónomas para fomentar este tipo de sectores.

Ayudas a la economía social: son ayudas bien para la inversión, para la generación de empleo o para la financiación de proyectos en cooperativa y sociedades laborales. Dependen de los planes específicos de cada Comunidad Autónoma.

Ayudas para el emprendimiento femenino: algunas Comunidades Autónomas cuentan con ayudas específicas para el desarrollo del emprendimiento femenino, pudiendo subvencionar parte de la inversión necesaria.

Ayudas al desarrollo rural: si el ámbito de tu negocio es rural, puedes consultar el Programa de Desarrollo Rural de tu Comunidad Autónoma.

Ayudas para la promoción del empleo autónomo

Estas medidas buscan convertir en autónomos a las personas que se encuentran en situación de desempleo.

Las bonificaciones en la cuota de la Seguridad Social son:

Autónomos jóvenes: mujeres menores de 35 y hombres menores de 30 pueden solicitar una reducción en la cuota de autónomo del 30% durante los 15 meses iniciales y una bonificación de igual cuantía para los 15 meses siguientes.

Nuevos autónomos: más conocida como tarifa plana de 50€, que ofrece las siguientes bonificaciones:

  • Los 6 primero meses, una bonificación del 80%, que si se calcula sobre la cotización mínima nos da una cuota un poco por encima de los 50€ que finalmente la Ley de fomento del trabajo autónomo redondeo a los 50€.
  • Los 6 meses siguientes, una bonificación del 50% en la cuota de autónomo.
  • Y 6 meses más con una bonificación del 30%.

Para poder beneficiarse de estas bonificaciones existen cuatro requisitos:

  1. No haber estado de alta como autónomo en los cinco años anteriores.
  2. No ser autónomo societario, no ser administrador de una sociedad.
  3. No ser autónomo colaborador.
  4. No haberse beneficiado en el pasado de alguna bonificación para autónomos aunque hayan pasado más de 5 años.

Autónomos con discapacidad: tarifa plana de 50€ para los autónomos con al menos un 33% de discapacidad.

  • Los 12 primeros meses: una bonificación del 80%, que si se calcula sobre la cotización mínima se redondea a los 50€.
  • Los 48 meses siguientes: una bonificación del 50% en la cuota de autónomo.

Para poder beneficiarse de estas bonificaciones existen cinco requisitos:

  1. No haber estado de alta como autónomo en los cinco años anteriores.
  2. No ser autónomo societario, no ser administrador de una sociedad.
  3. No ser autónomo colaborador.
  4. No haberse beneficiado en el pasado de alguna bonificación para autónomos aunque hayan pasado más de 5 años.
  5. Tener una discapacidad de al menos el 33%.

Cese de actividad por maternidad, paternidad y situaciones asimiladas: la bonificación será del 100% de la cuota mínima durante el cese siempre y cuando sean sustituidos por desempleados con contrato de interinidad bonificado. Los motivos de cese contemplados son: maternidad, paternidad, adopción, acogimiento, lactancia natural, riesgo durante el embarazo.

Autónomos colaboradores: el objetivo de esta bonificación es aflorar la cotización de aquellos familiares de los autónomos, que no cotizan a pesar de trabajar en el negocio familiar.

Los 18 primeros meses: una bonificación del 50% en la cuota de la Seguridad Social.

Los 6 meses siguientes: una bonificación del 25% en la cuota de autónomo.

Autónomos de Ceuta y Melilla: los autónomos de sectores como comercio, hostelería, turismo e industria que residan y realicen su actividad en Ceuta o Melilla tendrán una reducción del 50% en las contingencias comunes con carácter indefinido.

Los autónomos también podrán disponer de cuatro tipo de subvenciones generales cuyo alcance, requisitos y cuantías depende de las condiciones particulares en cada Comunidad Autónoma:

Subvención por establecimiento por cuenta propia: son subvenciones que pueden llegar hasta los 10.000€ y cuya cuantía dependerá de cada Comunidad Autónoma para los siguientes colectivos de desempleados:

  • Todos
  • Mujeres
  • Jóvenes menores de 30 años
  • Discapacitados

Subvenciones formación: subvenciones de hasta un 75% de los cursos recibidos con un máximo de 3.000€.

Subvenciones asistencia técnica: subvenciones de hasta un 75% de los servicios recibidos con un máximo de 2.000€.

Subvenciones financieras: para reducir hasta en cuatro puntos el tipo de interés en financiaciones con entidades de crédito. No podrá superar los 10.000€ y puede tener ciertas limitaciones en el destino de los fondos.

Subvenciones y ayudas autónomos

Ayudas para la generación de empleo

Estas medidas buscan fomentar la creación de empleo por parte del autónomo con bonificaciones en las cuotas empresariales a la Seguridad Social.

  • Contratación indefinida: bonificaciones en los contratos indefinidos en los siguientes casos:
  • Contrato de fomento de emprendedores, desempleados de hasta 30 años y desempleados mayores de 45 años.
  • Personas discapacitadas.
  • Personas beneficiarias del Sistema de Garantía Juvenil.
  • Personas en situación de exclusión social.
  • Víctimas de la violencia de género.
  • Víctimas del terrorismo.
  • Tarifa reducida de 500€ para contratación indefinida.
  • Contratación temporal: bonificaciones en los contratos temporales en los siguientes casos:
  • Jóvenes desempleados contratados para la formación y el aprendizaje.
  • Personas discapacitadas.
  • Personas en exclusión social.
  • Víctimas violencia de género.
  • Víctimas del terrorismo.
  • Contratos de interinidad.
  • Contratación de jóvenes: bonificaciones para la contratación de jóvenes en vigor hasta que se reduzca la tasa de paro por debajo del 15%.
  • Jóvenes indefinidos, jornada completa o parcial.
  • Jóvenes a tiempo parcial con vinculación formativa.
  • Jóvenes sin experiencia laboral y los transformen en indefinidos.
  • Jóvenes en prácticas sin experiencia laboral.
  • Para cooperativas y sociedades laborales que contraten a jóvenes como socios trabajadores en el Régimen General de la Seguridad Social.
  • Tarifa joven para desempleados menores de 25 años.