GUÍA BURROS: Obligaciones del autónomo

libro-autonomos

En Gestorum somos tu asesoría online para autónomos, emprendedores y Pequeñas y Medianas Empresas. Y, como para toda práctica hay que tener una base teórica, antes de lanzarse al mundo del emprendimiento o los autónomos, e incluso ya estando en él, es conveniente conocer el campo en el que nos movemos. Por esto, desde nuestra gestoría online, te recomendamos “GuíaBurros Autónomos” de Borja Pascual, donde encontrarás todo lo que necesitas saber como autónomo, y te damos unas píldoras acerca de esta guía del emprendimiento.

Todo trabajador tiene obligaciones. Los autónomos tienen una serie de obligaciones comunes que van desde el pago a la Seguridad Social por el RETA, pasando por la presentación de impuestos y contabilidad, hasta la comunicación del comienzo de la actividad y cualquier modificación en Hacienda. Así, una vez te des de alta como autónomo, las obligaciones comenzarán a crecer. Estas obligaciones son las siguientes:

  1. Censales:  toda alta, baja y modificaciones deben ser comunicadas a las diferentes administraciones. Al comezar tu actividad debes inscribirte en la Agencia Tributaria y solicitar tu alta en el censo de empresarios, profesionales y retenedores mediante el modelo 036 o el 037.
  2. Fiscales: son las obligaciones e impuestos que debes cumplir como autónomo. Aunque, debido a la heterogeneidad de los autónomos, no todos tienen las mismas obligaciones, las principales de carácter fiscal son: modificaciones censales, IRPF, IVA, retenciones de IRPF, retenciones del alquiler, operaciones con terceros, operaciones intracomunitarias, otras.
  3. Contables: Son obligaciones que se enfocan a llevar un registro de facturas para poder cumplir después con las fiscales. Las obligaciones contables se dividen en cuatro libros: libro de registro de las facturas emitidas; libro de registro de facturas recibidas; libro de registro de bienes de inversión; libro de registro de gastos.
  4. Cotización: todo autónomo tiene la obligación de cotizar en la Seguridad Social desde el primer día del inicio de su actividad hasta que comunique su baja. Este pago es responsabilidad del autónomo y debe liquidarse en el mes en curso mediante pago de los boletines de cotización o mediante domiciliación en una entidad financiera. En caso de retraso de pago, esto provocará recargos e intereses que aumentarán la cantidad final a abonar.
  5. Específicas: obligaciones específicas por el tipo de autónomo o por las características específicas de su negocio. Pueden ser licencias municipales, formación específica, certificado electrónico, LOPD, Prevención de Riesgos Laborales, LSSI, etc.