GUIABURROS: Los costes del autónomo

libro-autonomos

En Gestorum somos tu asesoría online para autónomos, emprendedores y Pequeñas y Medianas Empresas. Y, como para toda práctica hay que tener una base teórica, antes de lanzarse al mundo del emprendimiento o los autónomos, e incluso ya estando en él, es conveniente conocer el campo en el que nos movemos. Por esto, desde nuestra gestoría online, te recomendamos “GuíaBurros Autónomos” de Borja Pascual, donde encontrarás todo lo que necesitas saber como autónomo, y te damos unas píldoras acerca de esta guía del emprendimiento.

Como autónomo, hay una serie de costes que, dependiendo de la actividad que realices y el tipo de autónomo que seas, deberás asumir. Los gastos más comunes para los autónomos son los siguientes:

  • Cuota de la Seguridad Social: es un gasto obligatorio para todos los autónomos. La cuota mínima para los autónomos con actividad está en los 270€ y para los societarios en unos 320€.
  • IRPF: Estos pagos de IRPF que hacemos mediante facturas o mediante liquidaciones trimestrales, son retenciones que en la declaración de la renta contarán como ingresos a cuenta para determinar si debemos pagar más de lo retenido o será la Agencia Tributaria quien deberá devolvernos parte de estos pagos. Estos costes dependerán de si nuestra actividad es profesional o empresarial y del sistema de tributación elegido.
  • IVA: La mayoría de los autónomos deberán liquidar el Impuesto sobre el Valor Añadido cada trimestre, aunque se puede dar el caso de liquidaciones mensuales por obligación o por elección del autónomo. Dependiendo de la actividad, especificaciones trimestrales y del tipo de operaciones puede haber autónomos que no deben liquidar IVA.
  • Asesoría: Es recomendable contar con una asesoría que pueda resolver las dudas del autónomo y encargarse de la confección y presentación de las obligaciones contables y fiscales. Un buen servicio de asesoría debe contar con asesoramiento personalizado, contínuo, especializado, fiscal y servicio contable.
  • Empleados: Tener empleados conlleva una serie de costes como son las nóminas, la Seguridad Social, la retención IRPF y la asesoría. Todos estos costes dependerán del número de horas, el tipo de contrato, la categoría del trabajador y el convenio de la actividad.
  • Dominio y alojamiento en Internet: son aquellos gastos que el autónomo dedicará a su propia página web.
  • Local u oficina: Todos los gastos relacionados con el uso de un local comercial, oficina o almacén que utilice el autónomo para su actividad. Estos gastos pueden ser gastos de suministro de agua, luz y gas; de alquiler si el espacio no es de nuestra propiedad; el IBI, etc…
  • Teléfono e Internet: estos gastos son prácticamente imprescindibles hoy en día, ya que para cualquier actividad es necesario contar con una línea de teléfono y un buen acceso a internet.
  • Material de oficina: los gastos de material de oficina variarán según la actividad del autónomo y la tecnología que utilice.
  • Aplicaciones Informáticas: si la actividad que desarrolla el autónomo requiere el uso de una alguna herramienta informática, puede suponer un gasto inicial de la compra de la aplicación o también un gasto de mantenimiento.
  • Seguros: este tipo de gasto suele ser anual. Podemos encontrar seguros ligados al local, oficina o almacén, seguros de responsabilidad civil, seguros propios de la actividad, etc.
  • Compra de mercadería: si tu negocio se dedica a la venta de productos, necesitarás dedicar recursos a la compra de mercaderías.
  • Comisiones Bancarias: como autónomos necesitaremos una cuenta bancaria para todos los gastos que tenemos. Por ello, debemos tener en cuenta las comisiones de estas cuentas.