El compliance en las empresas: qué es y cuál es su función

Jurídico

El sistema de prevención del delito y cumplimiento normativo, también llamado compliance, apareció en nuestro país en el año 2015 con la reforma del Código Penal. Por ello, es importante conocer qué es el compliance en las empresas.

Cada vez son más las normas nacionales e internacionales que se aplican al mundo de las empresas y los negocios y, en este sentido, el compliance y los tipos de compliance que se aplican a las empresas, suponen unos protocolos de prevención de malas prácticas en el tejido empresarial.

En España aún no es obligatoria la implantación del compliance en las empresas, pero, sin embargo, las grandes compañías ya llevan varios años creando los controles y las herramientas de gestión en sus empresas, generalmente a través de una persona o un equipo de personas.

¿Qué es el compliance?

El cumplimiento normativo o compliance es el conjunto de normas, internas y externas, establecidas por empresas, entes públicos y entidades.

Así, podemos entender que el compliance en las empresas como el remedio para que todos los que participan en el proceso productivo eviten los riesgos que puedan producirse, haciéndoles cumplir todas las normas legales, para lo que se crean mecanismos idóneos de prevención.

Para entender mejor qué es el compliance, también podemos compararlo con la implantación de la normativa de protección de datos, debido a que ambos tienen el objetivo de evitar cometer y que les sean impuestas infracciones.

La forma correcta de evitar estas sanciones es mediante programas de cumplimiento normativo, que previenen los delitos que puedan ser cometidos en un futuro, y de los que pueda ser responsable jurídica y penalmente la entidad.

¿Cuál es la función del compliance en las empresas?

Una vez conocemos qué es el compliance, entendemos que su función es aplicar programas, dentro de la empresa, que fomenten el desarrollo de actividades y negocios conforme a la normativa vigente.

En este sentido, las funciones y los objetivos del compliance se pueden resumir de la siguiente manera, dividiéndolo en tres fases distintas:

  • Prevención: el compliance tiene el objetivo de identificar y evaluar los riesgos, implementar protocolos, orientar y apoyar a todas las áreas de la empresa, sensibilizar a la organización y establecer políticas de promoción.
  • Detección y reporte: en esta fase se identifican los focos de incumplimiento y se informa al órgano responsable para que adopte las medidas oportunas. Para ello, lleva a cabo las siguientes acciones:
  1. Vigilancia y control del cumplimiento del modelo de prevención
  2. Informar al Consejo de Administración
  3. Medir el desempeño

 

  • Resolución: si se produjera un incumplimiento, el compliance en la empresa impedirá o compensara el impacto que puedan tener las actuaciones perjudiciales.

Para conocer más acerca de qué es el compliance y cómo aplicarlo, te recomendamos contar con gestoría jurídica que te guíe en cada uno de los pasos que debes seguir para implementar el compliance en tu empresa o negocio.  

¿Cómo funciona el compliance?

Para que el compliance de una empresa funcione debe existir un oficial del cumplimiento en la empresa, también llamado compliance officer, una figura cada vez más extendida en el tejido empresarial.

La tarea del compliance officer se basa en la supervisión, vigilancia y control de todos los integrantes de la empresa, así como del consejo de administración u órganos directivos, asesorándolos para que se cumpla con toda la normativa, evitando riesgos con los controles de prevención que se establezcan, e imponiendo el cumplimiento de las obligaciones y protocolos acordados.

Asimismo, es importante resaltar que el compliance officer tiene una gran responsabilidad, hasta el punto de que existen ya algunas sentencias que sancionan por incumplimiento de su responsabilidad al compliance officer.

¿Qué ventajas tiene implantar el compliance en las empresas?

Las ventajas de implantar un sistema de compliance son muchas y muy importantes:

  • Mejora la reputación ante la administración, los clientes e inversores, proveedores…
  • El compliance facilita la expansión de mercado
  • La aplicación del compliance fomentará la credibilidad y la confianza de terceros (clientes, proveedores…)
  • Evita que las personas del entorno de la empresa incumplan la normativa o directrices internas y externas.
  • Facilita las relaciones comerciales con otras compañías que ya hayan implantado un sistema de compliance similar.

Si necesitas asesoramiento jurídico o más información sobre qué es el compliance y cómo implantarlo, no dudes en contactar con una asesoría jurídica que se encargue de estos trámites para el buen funcionamiento de tu empresa. 

banner modelo fiscal
tablas para calcular el irpf
Más artículos sobre Jurídico