fbpx

Urge otro año de carencia para las líneas de financiación avaladas por el ICO, a falta de seis meses para los primeros vencimientos.

A partir de marzo y abril de 2021, la comunidad empresarial ha transmitido a la banca y al Ministerio de Economía la necesidad de modificar las condiciones originales ante la evolución de la pandemia.

En caso de no prolongarse los pagos, unos 450.000 autónomos y pymes podrían alcanzar serios problemas para pagar, según las estimaciones de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA).

El pasado fin de semana, Lorenzo Amor, presidente de ATA, solicitó nuevas medidas económicas para poder hacer frente a la segunda ola del coronavirus porque, de lo contrario, será tarde cuando se haga mientras se pierden empleo.

lavarse la manoLos créditos avalados por el ICO, cerca de unos 80.000 millones, estaban concebidos para una crisis corta, pero debido a la evolución de la crisis sanitaria y su consecuencia económica hace imperiosa la necesidad de ampliar plazos.

«Se están estudiando periodos de carencia que van desde los 6 hasta los 18 meses y podrían aplicarse por sectores», reconoce un interlocutor empresarial para explicar el punto de las conversaciones con el equipo de Nadia Calviño.

Las entidades financieras han asumido un riesgo de 25.000 millones en el plan de choque liderado por Economía a través del ICO, y cualquier riesgo de quiebra por la crisis puede obligarlas a importantes provisiones o incluso llegar a generar pérdidas.

De hecho, un informe reciente de Alvarez & Marsal apunta que las españolas se encuentran en una situación límite por los efectos de la pandemia y que hasta una de cada siete empresas tiene posibilidades de desaparecer.

La situación económica que atraviesa el país muestra la posibilidad de un escenario de emergencia empresarial. Ante este panorama, el tiempo puede ser la clave para determinar la viabilidad de empresas y autónomos. Por ello, los bancos sostienen que ampliar las carencias y los vencimientos de la financiación del ICO evitaría problemas financieros puntuales a compañías que a finales de 2021 podrían estar remontando el vuelo.

Asimismo, Gerardo Cuerva, presidente de la patronal de las pymes (CEPYME), ha pedido este martes al Gobierno que incremente los plazos para pagar los créditos ICO, ya que fueron creados como previsión de mejora para este verano, pero que siguen siendo “insuficientes”.

“La situación de la pyme está mucho peor que tras la primera ola de la covid-19″, ha explicado Cuerva, ya que el 57 % de ellas está sufriendo un incremento de la morosidad por parte de sus clientes, lo que les llevará a reducir márgenes (50 %), incrementar deuda (23 %) o gastos de financiación (28 %), la insolvencia (21 %), reducir estructura (17 %) o cerrar (13 %), según los datos del barómetro.

[Total: 0   Promedio: 0/5]